jueves, 30 de marzo de 2017

Ironía del tiempo

¿Es mucho o es poco, el tiempo?
¿Es suficiente una vida de hombre
para hacer todo lo que quiero dejar hecho?

No; no es suficiente...

Puedo llegar a los cincuenta
y ser capaz de mirar atrás todos lo años,
sentir que ha sido tanto y ha sido tan poco...
que todo lo he hecho y que no he hecho nada cuanto puede hacerse,
saber que he sido mil rostros y que no he sido ninguno,
sentir que he amado hasta sin fuerzas y llorado cuanto me ha bastado
y que no he sabido llorar ni amar lo suficiente...
que he sido un cobarde;
que he viajado y he visto mundo y debo sentirme agradecido
pero que no he visto nada de lo que es la inmensidad del espacio;
conocer los secretos del polvo y la sombra,
sentir que he aprovechado cada segundo de vida,
que cada segundo de vida ha sido enteramente necesario
y que mi vida entera ha pasado ya como un segundo
y está perdida,
perdida como la arena que arrastra el viento fugaz y te resbala.
Caben mil vidas en un centímetro del minutero,
charlar con alguien lo que dura un café es darle la vuelta al mundo
y darle la vuelta al mundo dura lo que tarde en enfriarse el café,
mientras me lamento de que no se puede rebobinar la cinta y que ya hemos
                                                  /vivido este momento antes,
puedo reconocer tu sonrisa hasta que me pierdo entre tus ojos
y no sé ya volver para atrás y quiero volver a como estábamos antes
a la vez que conservo un cierto pavor del recomenzar...
así que es cierto que debo ser un cobarde.

Pienso que "sobrar" y "faltar" sólo son palabras.
Pienso que el tiempo está jugando conmigo
y no lo comprendo.

domingo, 2 de agosto de 2015

Aviso Importante

Esta página web usa COOKIES! Todo usuario que entre en este blog está aceptando el uso de dichos COOKIES por el hecho de acceder a ella. Gracias.